viernes, 11 de enero de 2013

Malas expectativas para Francia

Según los pronósticos parece ser que la próxima en caer en el abismo va a ser nuestra querida Francia. Es un país cuya economía ha ido perdiendo competitividad de forma bastanterápida. Estos son algunos de los datos por lo que pienso que la situación es mala:

Es la segunda mayor economía de la zona Euro con un PIB de 2 billones de euros.

En 1999 Francia vendía el 7% de las exportaciones mundiales. Hoy solo vende el 3% y la cifra sigue deteriorandose.

En 2005 la balanza comercial de Francia era positiva en un 0,5% del PIB, hoy es negativa con un -2,7% del PIB. Es decir, las importaciones exceden con creces las exportaciones. La economía Francesa es cada vez menos competitiva, por ejemplo en coches y maquinaria de equipos sus ventas a China son 7 veces inferiores al volumen de venta anual de estos productos por parte de Alemania.

Altos costes salariales, que combinan elevados sueldos, poca flexibilidad para despedir y elevados impuestos. Los trabajadores franceses son los que menos horas trabajan en el mundo desarrollado, y el 86% de los contratos son fijos. 42 de cada 100 euros del coste salarial de una empresa son cargas o impuestos sociales, en Alemania son 34 de cada 100 euros.

Desde 2005 los costes laborales unitarios en Frnacia no han hecho más que incrementarse, así los gastos para producir un coche en Francia se han incrementado un 17%, en Alemania un 10%, en España un 5,8% y en Irlanda un 2%. En Francia un trabajador gana de media 35,3 euros por hora trabajada, en Italia la media es 25,8 euros y de 22 euros en España.

Los resultados más inmediatos: Los resultados de las empresas francesas han caído a niveles del 6,5% del PIB, un nivel que los sitúa en un 60% de la media europea. R motivo es bien sencillo, las exportaciones francesas pierden cuota de mercado y la única forma que tienen las empresas para sobrevivir es bajando márgenes. Sin embargo el bajar los márgenes hace que tengas menos dinero para invertir en nuevas fábricas o tecnologías. Así el gasto en I+D de las empresas francesas ha caido un 50% en los últimos 4 años.

Además el querido Hollande ha decidido que el Estado debe chupar más de las empresas y ha limitado parte de deducciones impositivas que tenían. El resultado será menos beneficio y menos inversión, además muchas de las empresas se van a marchar del país debido a esta situación.

Como conclusión decir que con este panorama parece complicado que el crecimiento económico se asome por Francia en los próximos años. En 2012 el PIB francés creció un misero 0,2%, cuando el incremento medio en los últimos 3 años había sido del 1,2%. Para 2013 se espera que Francia entre en recesión técnica, también debido al aumento del paro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada